Chuck Lorre

Chuck Lorre: haciendo estupida la TV

Jan 5 • Spoiler Alert • 6197 Views • 21 Comments on Chuck Lorre: haciendo estupida la TV

Retweet

Salvador Medina Armienta

salvador@elhablador.com.mx

Advertencia: el próximo texto no va dirigido a personas sensibles y mucho menos que consideran que existe lugar para la estupidez en el entretenimiento. En El Hablador buscamos aprender a través de nuestros textos y que quienes los lean, descubran con nosotros el mundo que nos rodea. Hay partes de nuestra cultura, entretenimiento y el arte que merecen morir: la estupidez es una de ellas.

Salvador Medina Armienta
salvador@elhablador.com.mx

Cuando se dio la noticia que Chuck Lorre, creador de las series ‘Two & a Half Men’ y ‘The Big Bang Theory’, sacaría al aire ‘Mike & Molly’, otra serie de televisión, en esta ocasión, sobre una pareja obesa que conoce el amor, el autor de este texto sintió un golpe en el estómago.

No sólo por el tedio que significa ver cualquier porquería que sale de la mente de Lorre, sino por lo que dice de la sociedad: el éxito de sus series apela a la estupidez de la humanidad. No existe en ningún momento un gramo de innovación, de creatividad o de desafío al espectador. Es como si ‘La guerra de los chistes’ fuera actuada.
Match made in heaven
La últimas dos series exitosas de Lorre (Two & a Half y Big Bang Theory) representan la explotación de los clichés más absurdos, vulgares y fáciles. Por un lado el potencial que significa tener a un machista de 40 años que busca acostarse con la mayor cantidad de personas, y por el otro el de un grupo de nerds que no saben hacerlo.

Ahora, Chuck Lorre apeló a otro cliché: la obesidad. Wow. Aunque si bien es cierto, parecía el paso lógico para Lorre. Si los años setenta tuvieron a Chuck Barry, nosotros tenemos a Chuck Lorre.

Lo más peligroso de las series de Lorre es su falta de intelecto. Baja al espectador a un nivel de estupidez peligroso. Ningún personaje en sus series es inteligente y si lo son, no pueden resolver problemas cotidianos.

Un artículo de la revista Esquire sobre Chuck Lorre dice que a mucha gente no le gustan sus comedias, “pero con una audiencia de 18 millones, su capacidad para saber lo que Estados Unidos quiere ver es innegable”. ¿Y qué? Estados Unidos es un país que exige de su cultura y entretenimiento mucho menos que nosotros; basta ver lo que You Tube hizo para enseñarle su estupidez al mundo. Y ahora nosotros somos más gordos y estúpidos que ellos.

Chuck LorreLa comedia de Chuck Lorre se basa, exclusivamente, en frases jocosas que no progresan, no llevan a ningún lado. La historia es la misma en cada temporada de todas sus series. Y es completamente válido, pero hay formas brillantes de hacerlo y otras simplemente ridículas. Cualquiera puede poner tipas tetonas en la pantalla para atraer audiencia pero muy pocos pueden hacer de un chiste algo profundo.

La razón por la que vemos las series de Chuck Lorre es porque no nos gusta pensar. Los seres humanos tendemos a ponernos obstáculos que no existen, a crear problemas de la nada y a preocuparnos por lo que no sucede. Ver las series de Lorre nos permite dejar de pensar por media hora a la semana. Pero en un mundo en que la inteligencia hace falta en todos los sectores de la sociedad, eso puede volverse peligroso.

Sobre Mike & Molly

No he visto un minuto de esta nueva serie y no lo haré. No es necesario ver una serie de Chuck Lorre para saber lo que va a pasar en ella. Con ‘Mike & Molly’ pasa lo mismo: habrá chistes sobre sexo extraño entre gordos, indigestión, gases, personajes que se atoren en un lugar, que no puedan marcar el teléfono por el tamaño de sus dedos, etc.

Ver las series de Lorre es condenar a la humanidad a la estupidez eterna. Carajo, mejor leamos un libro, cambiemos de canal o apaguemos la tele. Veremos entonces que cualquier momento del día, por más insignificante que sea, es más divertido y desafiante que cualquier serie de televisión.

Related Posts

« »