La maestría de los hermanos Coen

Nov 26 • Spoiler Alert • 1805 Views • Comments Off on La maestría de los hermanos Coen

Retweet

Salvador Medina
salvador@elhablador.com.mx

Desde un inicio, era seguro que los Coen sacudirían el mundo del cine. Nativos del estado de Minnesota, Ethan y Joel debutaron en 1984 con ‘Blood Simple’, la historia de un investigador contratado para llevar a cabo un asesinato.

Seleccionada en el Festival Sundance durante 1985, anunciaba la llegada de una nueva voz al firmamento de Hollywood. Con ese paso, los Coen no estaban pidiendo se les abriera la puerta a la élite del cine: la estaban creando.

Egresados de la prestigiosa New York University, los Coen tuvieron un debut soñado. Pero sin duda, el mayor logro que consiguieron desde el principio de su carrera, además de un dominio absoluto de la narrativa y lenguajes cinematográficos, fue el morirse con la suya. Ante las presiones del cine actual, es raro que directores tengan corte final del producto que saldrá a cines; los Coen lo tuvieron desde el inicio.

Joel And Ethan Coen Pose In New YorkA ‘Blood Simple’ le precedieron extraordinarios esfuerzos como ‘Raising Arizona’ con Nicolas Cage, un filme que daría un vistazo al característico humor de los Coen, y ‘Miller’s Crossing’, una historia que tiene lugar en el Estados Unidos de los años 30, donde la prohibición del alcohol permitía a diferentes bandos luchar por el control de ciudades enteras.

Las primeras obras de Ethan y Joel, eran muestras de dos autores en su mejor momento, con memorables personajes y una ejecución impecable. Guionistas y directores de todas sus películas, los Coen daban muestra de ser capaces de crear verdadero arte que provenía del sistema de estudios, algo raramente concebible.

Desde entonces, los hermanos Coen han hecho algunas de las mejores películas, no sólo de Hollywood sino del medio del cine internacional. En 1991, se consolidaron con ‘Barton Fink’, un filme que comercialmente no fue su mejor éxito, pero que sin embargo les valió su primer viaje al Festival de Cannes, donde ganaron el premio a Mejor Director y la prestigiosa Palma de Oro, quizás el laurel más significativo al que un cineasta puede aspirar.

Los Coen han logrado algo extraordinario: saltar entre géneros, creando películas para la historia, no para las taquillas. Además, es raro que un mismo filme pueda ser reconocido en Cannes y en los Premios Óscar. Ellos lo han logrado en más de una ocasión.

Fargo’, quizás su obra más representativa y característica, les valió de nuevo el viaje a Cannes en 1996 así como su primer Óscar en 1997. Desde entonces, los Coen han vuelto a la Riviera francesa con ‘O Brother, Where Art Thou?’, ‘The Man Who Wasnt’ There’, ‘The Ladykillers’ y por supuesto ‘No Country for Old Men’, la adaptación a la galardonada novela de Cormac McCarthy.

Con ‘No Country for Old Men’ (Sin lugar para los débiles), los reconocimientos volvían a llegar: la Palma de Oro en Cannes en 2007, así como los premios Óscar por Mejor Película, Mejor Dirección y Mejor Guión Adaptado.

En la historia de los Premios de la Academia, sólo se han dado tres nominaciones a directores colaboradores: Robert Wise y Jerome Robbins por ‘West Side Story’, Warren Beatty y Buck Henry por Heaven Can Wait, y Joen y Ethan Coen por ‘No Country for Old Men’.

Los Coen han consolidado una carrera única, trabajando con las estrellas más grandes del medio, así como oscuros y subestimados actores, estableciéndose como únicos autores de obras irrepetibles. Como era de esperarse, además, darán el paso a la pantalla chica, con la creación de la serie ‘Harve Karbo’, un proyecto para la cadena estadounidense Fox que cuenta la historia de un investigador privado en El Segundo, California.

Como prácticamente cada año, los Coen sacaron de su incansable repertorio, otra obra este 2013: Inside Llewyn Davis.

La balada de Joel y Ethan Coen

‘Inside Llewyn Davis’ (Balada de un Hombre Común) es otro éxito de los incansables cineastas estadounidenses. La historia transcurre durante una semana en la que seguimos la vida de Llewyn Davis, un joven cantante de música folk que navega en el Grennwich Village de 1961. Luchando por mantener su carrera viva tras la pérdida de su compañero, Davis debe lucha contra los obstáculos que se interpongan entre él y el éxito.

photo-09Ganadora (como si fuera algo nuevo) del Gran Premio del Jurado en Cannes, ‘Inside Llewyn Davis’ es sin duda otro logro de los hermanos Coen. Pese a que es quizás una de sus obras menos grandilocuentes, es extraordinaria en todos los aspectos.

Con su estilo desenfadado, brillantes diálogos y anécdotas complejas, ‘Inside Llewyn Davis’ permite dar un vistazo al frío mundo del espectáculo. Tras el suicidio de su mejor amigo, con quien se estaba abriendo camino en la música, Llewyn Davis, interpretado brillantemente por el discreto Oscar Isaac, se enfrenta a la disyuntiva de continuar por su cuenta o darse por vencido.

En el contexto en el que surgieron artistas como Bob Dylan, la industria musical todavía no poseía verdaderos artistas, más bien farsantes dispuestos a escribir éxitos comerciales como si fuesen jingles. Llewyn, un tipo poco agradable y vive de la bondad de sus amigos, no encuentra su lugar. El resultado es una conmovedora historia sobre el fracaso, la amistad y las consecuencias de una vida bohemia.

El crítico Peter Bradshaw escribió para The Guardian que la “audiencia de Cannes escuchó un limpio y duro ruido: el sonido de los hermano Coen sacando la pelota del parque”. Y es que las actuaciones de Isaac, Carey Mulligan, John Goodman y Justin Timberlake, coronan una película llena de ‘Coenismos’: personajes antisociales, grandes carcajadas, extraordinaria fotografía, diálogos brillantes y un producto finalmente notable.

Antes de estrenarse, las críticas ya eran halagadoras y la catapultaban como candidata a los Premios Óscar. Quizás la falta de grandes estrellas no le valgan estatuillas en esta ocasión pero la marca ya está hecha: los Coen nos han acostumbrado a entregar obras excepcionales, sin tapujos y compromisos. ‘Inside Llewyn Davis’ es otro ejemplo de su maestría.

Related Posts

Comments are closed.

« »