La fusión Comcast-Time Warner y las telecomunicaciones en peligro

Jun 30 • Artículos • 1803 Views • 1 Comment on La fusión Comcast-Time Warner y las telecomunicaciones en peligro

Retweet

Salvador Medina @ayudamemalverde

Desde hace años, se han advertido tendencias peligrosas en la industria de las telecomunicaciones a nivel global. Un grupo fuerte, donde las compañías más poderosas del gremio se han aglomerado, amenazan con cambiar la forma en que se vienen haciendo las cosas desde que existe Internet. A la fuerza, si es necesario.

La Neutralidad de Internet, un término ya tan básico y repetido hasta el cansancio pero cuya importancia todavía parece no ser comprendida por los millones de usuarios de la red, nunca había sido tan vulnerable.

Con los diversos intentos por regular Internet a través de tratados como PIPA, SOPA, CISPA y ACTA, cuyo real propósito tenía que ver más con la regulación que con la protección de derechos de autor y el intercambio ilegal de archivos, se ha puesto de manifiesto que las empresas quieren tener control sobre un medio que nació para todo lo contrario: ofrecer a sus usuarios la oportunidad de crecer con la misma capacidad que compañías multinacionales.

Y es que Internet se ha vuelto el medio de nuestra era. Ha impulsado campañas globales de Derechos Humanos, ha permitido conocer sobre revoluciones al otro lado del globo, capitalizó el crecimiento de startups hasta su consolidación y ha cambiado la forma en que se conciben, crean y distribuyen los contenidos.

No es sorpresa entonces, que muchos quieran, a través de influencia y poder, sentar las bases para tener, de manera legal, la mano en el botón que permite el libre flujo de información.

Por ello, el mundo tecnológico levantó la voz. De ahí que Ed Black, presidente de la Computer & Communications Industry Association (Asociación de la Industria Computacional y de Comunicaciones) asegure que la fusión entre los gigantes Time Warner y Comcast permitiría a las empresas detener a cualquier rival que amenaza su modelo de negocios. En una carta al Senador demócrata por Minnesota, Al Franken, hace notar que ambas compañías no sólo proveen servicios de Internet, sino también contenido de video.

De hacerse la fusión, Comcast estaría en una mejor posición para discriminar sitios o que servicios que amenacen su servicio de cable.

cable“Permitir esta fusión exacerbaría el número de problemas relativos con la competencia en un mercado que ya se encuentra altamente concentrado… Además, las compañías serían capaces de impedir la innovación que afecte su modelo de negocios de cable. Comcast/Time Warner tendría una mayor habilidad para dañar la competencia y la innovación en el gran ecosistema de Internet”.

Black habla en nombre de empresas como Facebook, Google, Microsoft, Yahoo, eBay, Sprint y T-Mobile. Es decir, expone lo que Silicon Valley ve en el horizonte.

Por su parte, Joelle Terry vocera de Comcast, dice que la compañía compite diariamente contra miembros de la Asociación de la Industria Computacional y de Comunicaciones.

“Estamos ansiosos por demostrar los beneficios que este acuerdo traerá a los consumidores que Comcast continuará sirviendo tras estas transacciones, beneficios que la asociación ignora en su carta”.

Y es que Netflix, hasta ahora, era la única compañía que había manifestado su oposición al acuerdo. Comcast, deliberadamente, habría detenido el tráfico hacia su sitio durante los más recientes estrenos de House of Cards y Orange is the New Black, una táctica que es legal por los diversos recursos que el gigante ha logrado con la Federal Communications Commission (Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos, FCC).

Pero, como escribe Gerry Smith, la industria tecnológica está manifestándose hasta ahora por su temor a las represalias de Comcast. Es decir, la intimidación ha funcionado. Pues hoy en día, compañías tecnológicas también proveen entretenimiento y contenidos.

Google tiene YouTube, Amazon ha impulsado su servicio de distribución digital Amazon Prime y Yahoo está tratando como Netflix de ofrecer su propia programación original.

Y estas empresas dependen de Comcast para hacer llegar su contenido a los usuarios. De ahí que hayan tomado tiempo para manifestar su postura. Pero ya no se trata únicamente de lo que puede suceder con empresas globales. La misma Neutralidad de Internet está en entredicho cuando una compañía, abiertamente, detiene el tráfico a un sitio según sea su conveniencia.

Esto significaría que millones de jóvenes que ven en Internet una oportunidad para lanzar su compañía, innovadores que quieren iniciar un startup, o en general cualquier empresa que pueda ser una “amenaza comercial”, no recibirían la misma oportunidad. Estarían amenazados no sólo por la libre competencia que representa ya el poder adquisitivo de empresas gigantescas, sino que tendrían que iniciar con la losa gigantesca de tácticas como éstas.

Detener fusiones como la de Comcast no sólo es un asunto de lógica sino de justicia comercial. Comcast y Time Warner tienen los recursos económicos para luchar por el mercado. ¿Por qué entonces buscan herramientas tramposas para lograrlo? Mientras vivan en el universo de Internet, habrán de sujetarse a sus reglas. Y no viceversa.

 

 

Related Posts

« »