J. Edgar

Jan 6 • Spoiler Alert • 2741 Views • No Comments on J. Edgar

Retweet
 

Ficha técnica:

Estados Unidos, 2011
Director: Clint Eastwood
Guión: Dustin Lance Black

 

Salvador Medina

salvador@elhablador.com.mx

 

El regreso de Clint Eastwood a la dirección tras Hereafter e Invictus, no podía ser de más alto perfil. Leonardo DiCaprio haciendo el papel de una de las figuras más polarizantes en la política estadounidense del siglo XX: J. Edgar Hoover.

Sin embargo, el resultado no es el esperado. J. Edgar se traza como un relato que involucra la figura del fundador del FBI y su versión de los eventos que llevaron a la fundación y consolidación de una de las instituciones más importantes de aquel país. Pese al gran rango que maneja DiCaprio, lo cierto es que la suya es una actuación discreta, con un guión que no le exige mucho y una historia que no termina por conectar con el público.

Aunque que la mancuerna Eastwood-DiCaprio parecía ser un éxito seguro, J. Edgar es una película bastante plana, pese a que se maneja entre flashbacks y el momento en que Hoover cuenta su historia. El guión de Dustin Lance Black, conocido anteriormente por Milk, no es profundo, interesante o siquiera polémico. Pese a la historia de amor entre Hoover y Clyde Tolson, su más cercano colaborador, en ningún momento se manifiesta y lo único que sabemos sobre sus populares escapadas “travestis”, surge a partir de un momento de debilidad y profunda pérdida.

Si Eastwood buscaba reivindicar a Hoover, lo que logró fue retratarlo como un hombre envidioso, ególatra y tirano, pese a su gran visión y determinación. Lo pinta como una persona necia de ideas que pone en peligro a otros sin necesidad y que estaba en guerra contra un enemigo que en ocasiones no existía o era más pequeño de lo que imaginaba.

Dicho esto, lo cierto es que J. Edgar tiene grandes momentos. La actuación de Arnie Hammer como el amante secreto de Hoover es digna de reconocerse. No es fácil manejar sutilmente algo que en aquella época hubiese sido repudiado y atacado por medios diversos. Además, Edgar Hoover, pese a su enorme poder, se mantiene como una figura que buscó siempre estar un paso adelante de los criminales a través de métodos que hoy son reconocidos pero que en aquella época eran ignorados.

Eastwood no tuvo un triunfal regreso a sus mejores épocas pero un esfuerzo tan grande siempre es bien agradecido.

Related Posts

« »