El Ascenso de Júpiter: crónica de una muerte anunciada

Feb 4 • Spoiler Alert • 4322 Views • Comments Off on El Ascenso de Júpiter: crónica de una muerte anunciada

Retweet


Salvador Medina @ayudamemalverde

Cuando los hermanos Wachowski anunciaron una nueva épica original de ciencia ficción, los fanáticos del género tenían por qué emocionarse. Tras sacudirse el polvo por el fracaso que significó Cloud Atlas, la adaptación de la novela de David Mitchell, Andy y Lana Wachowski anunciaban un proyecto original.

Pero cuando se anunció el retraso del nuevo proyecto, muchos pensaron lo peor. Con la fecha inicial de estreno para agosto de 2014, la época de los blockbusters, El Ascenso de Júpiter (Jupiter Ascending) esperaba atrapar la taquilla de esa época. Pero los rumores sobre cambios y ajustes al filme que surgieron a partir de entonces terminan por confirmarse medio año después.

JUPITER ASCENDINGEl Ascenso de Júpiter cuenta la historia de Jupiter Jones (Mila Kunis), una joven inmigrante que nació en la mitad del Atlántico y vive soñando con una vida distinta. Hija de un astrónomo que vive obsesionado con, lo adivinaron, Júpiter, se dedica a trabajar con su madre y familia limpiando casas de personas adineradas desde el amanecer.

Pese a la premonición de su familia sobre su llamado a ser alguien importante, Jupiter vive atemorizada del amor, de levantar la voz y de intentar salir del lugar donde está. No es hasta que un mercenario modificado genéticamente llega a rescatarla de un intento de asesinato, que la vida de Jupiter cambia completamente.

Caine (Channing Tatum), quien desde ese momento protege a Jupiter, la acompañará a descubrir un universo donde, según los Wachowski, los seres humanos llevamos miles de millones de años de existir. Pero la tierra es en realidad parte de una serie de planetas que sirven para que una familia ancestral, los Abrasax, comercie con nosotros. Pese a las promesas de grandes efectos visuales que los Wachowski nos entregaron con The Matrix, este nuevo proyecto se queda corto de volverse algo memorable, incluso para el género de la Ciencia Ficción.

KJ2A8391.dngLa trama se va tornando más y más absurda conforme pasa el tiempo. Una de las escenas más risibles llega cuando Caine, incapaz de escapar de la tierra con Jupiter, busca a un viejo compañero de guerra. Cuando llegan a casa de Stinger (Sean Bean) e inexplicablemente las abejas que habitan libremente en su casa comienzan a bailar alrededor de ella, el renegado militar le explica a nuestra heroína que las abejas “pueden oler a la realeza”. Es entonces que Jupiter comienza a descubrir que su vida quizás está destinada a algo más que limpiar casas.

Pero lo más extraordinario de la anécdota es que parece una explicación al azar. No hay de nuevo menciones sobre ello o conexiones con otros momentos de la historia. Lo mismo sucede con personajes que conviven con Jupiter pero no vuelven a aparecer. Es lógico que su única justificación es explicar el contexto a la audiencia.

Jupiter es una especie de Cenicienta (como ella misma lo menciona) y su historia es más bien una especie de fábula. Lo más doloroso de El Ascenso de Júpiter es que el filme tenía potencial pero los cineastas se tropezaron con sus fracasos anteriores.

Claro que al menos podemos agradecer la ambición de los Wachowski: El Ascenso de Júpiter es una parábola sobre las clases bajas y el enorme poder de unos cuantos sobre el destino de la mayoría. Para los Wachowski, los humanos somos una especie egoísta y destructiva. Y, como lo ha probado la historia, es verdad.

Lana y Andy buscan advertir sobre el último recurso que queda por explotar: nosotros mismos. Pero el gran problema que resulta de El Ascenso de Júpiter es la falta de originalidad que imprimen a la historia. Se trata de una especie de The Matrix re imaginada. Posee elementos del filme original y una conclusión peligrosamente similar.

JUPITER ASCENDINGPero el guión de este esfuerzo es mucho más simple. Las escenas de Jupiter Jones con su familia son casi una parodia. Una ignorante familia inmigrante y opresora donde las mujeres poca o ninguna voz tienen y tienen a la cabeza un tío conservador que controla lo que sucede con todos. Los diálogos entre ellos caen en el absurdo y parecen, en muchos momentos, bosquejos de una terrible comedia de Adam Sandler.

Quizá en el interés de recuperar a su público, los Wachowski quisieron entregar un proyecto más accesible. Pero en esa intención, el filme fluye de una escena a otra donde las explicaciones se dan a través de conversaciones más que de acción, lo que provoca momentos de tedio absoluto.

Habrá que esperar si este fracaso de los Wachowski los lleva a examinar su carrera. ¿Será que The Matrix es el único filme de calidad que les recordaremos o los estudios les darán una nueva oportunidad de redimirse?

 

 

 

Related Posts

Comments are closed.

« »