El árbol de Terrence Malick

Oct 31 • Spoiler Alert • 1205 Views • 2 Comments on El árbol de Terrence Malick

Retweet

Ficha técnica:
País: Estados Unidos
Año: 2011
Guión & Dirección: Terrence Malick

Muchas personas suelen confundir el (mal) llamado cine de arte con la capacidad de algunos cineastas de encontrar, en el mismo lugar que otros artistas no pueden, algo que otros no han podido ver y convierten, así, algo tan aparentemente ordinario como un árbol, un objeto de inmenso valor.

Este talento es cada vez más escaso y, por ello, de un aprecio inconmensurable para aquellos que acuden al cine a hacer algo más que pasar el tiempo. Sentarse a ver una película de Terrence Malick es una experiencia tan fuera de lo común como su propia carrera. Malick ha dirigido seis películas en 38 años.

Sin embargo, más extraordinario que ello es su impecable manejo del lenguaje cinematográfico. Cada película de Malick es poética. Tiene una voz rara vez encontrada en cineastas de cualquier época. Dice Dana Stevens, de la revista Slate, que Malick parece no pertenecer a ninguna escuela en particular, movimiento o, más aún, era.

En su más reciente filme, El árbol de la vida, el cineasta estadunidense explora la profunda relación que existe entre Dios y el hombre. Cuestiona desde el principio la existencia de la fe mediante la tormentosa relación entre un padre (interpretado impecablemente por Brad Pitt) y su hijo Jack (el pequeño Hunter McCraken).

Malick analiza el origen y el sentido de la vida desde el Big Bang hasta nuestros días, atravesando por imágenes profundas, enigmáticas y simplemente, bellas. La fotografía del mexicano Emmanuel Lubezki, con quien trabajó en El nuevo mundo, es, sin exagerar, perfecta.

Jack crece (interpretado por Sean Penn) y no puede encontrar su lugar en el mundo contemporáneo. La relación entre su infancia y la edad adulta no parece encontrar un punto de cohesión.

Aunque la película no siempre es clara y en algunos momentos es redundante, su estética la rescata. Terrence Malick tiene una facilidad para volver a ver un objeto y redescubrirlo. Su visión como cineasta es la de ubicar al espectador en lugares donde otros no piensan hacerlo.

Aunque no es un director perfecto y muchos cuestionan su forma de interactuar con los protagonistas de sus filmes, Malick es una voz necesaria en el mundo del cine. El árbol de Terrence Malick ha crecido lentamente. Se ha tomado su tiempo para llegar a la forma que quiere con sus propios términos. Pero fue así que encontró su mejor lugar para sentar raíces.


Related Posts

« »