Cinco directores que arruinan el cine

May 11 • Spoiler Alert • 2559 Views • 1 Comment on Cinco directores que arruinan el cine

Retweet

Salvador Medina Armienta
salvador@elhablador.com.mx

Siempre han existido directores de cine con suerte. Tienen un título exitoso y después, su carrera va para abajo. Pero hay algunos cuya carrera está hecha de fracasos, películas intrascendente y simplemente malas, malas elecciones.

Muchos también fracasan por su cerrada visión, su inmenso ego y su absurda necesidad de contar historias estúpidas y poco originales. Pues El Hablador ha compilado una lista de directores cuyo currículum merece ser olvidado. Algunos son tipos que alguna vez brillaron, otros son viejos lobos de mar con total desconocimiento de las corrientes actuales y unos más, unos sencillos imbéciles.

Comenzamos.

Michael Bay

Peor película: The Island

Así quisiera tenerla, pero la tengo chica y tengo que compensar con explosiones.No existe película de Michael Bay cuya trama no esté basada en explosiones. Quizás algún trauma de chico lo obliga a compensar por su falta de masculinidad y llena entonces sus películas de testosterona, chicas guapas y mucha adrenalina. Extrañamente, esta combinación en las películas de Michael Bay se vuelve aburrida.

No le bastó con arruinar la infancia de muchos de nosotros al llevar Transformers a la pantalla grande, logró que ver a Megan Fox se volviera tedioso. En la siguiente entrega de la saga, Transformers: Dark of the Moon, sustituye a la bella Fox con Rosie Huntington-Whiteley, quien ya ha sido la Chica del Mes en este sitio. Sin embargo, este autor todavía no está convencido de ir a verla. Claro que si alguien me invita el boleto, podría cambiar de opinión.

Clint Eastwood

Peor película: Flags of our fathers

Esta elección puede sorprender a muchos pero lo cierto es que salvo Gran Torino, las últimas películas de Clint Eastwood apelan más a lo que hizo antes que a su carrera actual. No basta con que actúa en prácticamente todas con el mismo resultado, se ha vuelto cursi, repetitivo y aburrido.

Aunque elegimos a Flags of our fathers como su peor película, Million Dollar Baby, Changeling y sobre todo, Invictus, tienen elementos para pelear por el puesto. Eastwood tiene el gran problema de haber tocado la cima de Hollywood y seguirá con la misma fórmula hasta que no pueda dirigir. Esperemos que eso suceda pronto.

Roland Emmerich

Peor película: 10,000 B.C. & 2012

Uno de los creadores de los llamados blockbusters. Este director alemán tiene un currículum tan patético que hace enrojecer a Ed Wood: Godzilla, The Patriot, 10,000 B.C., 2012, etc. Pero el gran problema es que todas esas películas han sido éxitos rotundos de taquilla.

Y para lograrlo, ha explotado el miedo del hombre alrededor del fin de la existencia. Desde problemas ecológicos causados por el calentamiento global, hasta profecías mayas destinadas a convertirse en realidad. Lo cierto es que no importa que Emmerich cree porquerías, la gente seguirá viéndolas.

Tyler Perry

Peor película: Why did I get married?

Es quizás el director menos conocido de la lista pero debe ser el peor de todos. No sólo su labor como artista es patético, recurriendo a actuar de una mujer afroamericana para el entretenimiento de su audiencia como lo hiciera Eddy Murphy en… todas sus películas, ha destruido el legado de un pequeño grupo de directores negros, encabezados por Spike Lee, para hacer las paces con su historia.

Tyler Perry es patético porque apela a los instintos más básicos de una raza para explotarlos y ganar la mayor cantidad de dinero posible. Su personajes Madea, donde él mismo representa a una mujer negra con sobrepeso, aparece en al menos 13 series y películas. Perry no se detendrá en nada para hacer de sus películas, éxitos taquilleros. Sin importar las neuronas que mate en el intento.

M. Night Shyamalan

Peor película: Lady in the water

Supuestamente existe una regla en Hollywod referente a los directores: tres strikes y estás fuera. Pues M. Night Shyamalan ha llevado esa regla al extremo. Si bien empezó en la cúspide con The Sixth Sense, el resto de sus películas han sido fiascos totales. Desde la anormal Unbreakable hasta la enrededada y estúpida Lady in the Water, cada obra de este director ha sido un rotundo fracaso.

Y es que no es para menos. Sus premisas se basan alrededor de plot twists más que de otra cosa. Busca impactar al movernos 180 grados en dirección opuesta pero raya en lo absurdo y, como vimos en The Happening, en lo risible.

Shyamalan tiene pues, una carrera basada en buscar impactar al espectador. Y lo ha logrado. Es una lástima que no la haya hecho por el camino correcto.

Related Posts

« »