Video On Demand y el futuro del cine

Sep 11 • Spoiler Alert • 1158 Views • Comments Off on Video On Demand y el futuro del cine

Retweet

Salvador Medina
salvador@elhablador.com.mx

El Video On Demand (VOD), la plataforma en línea que permite ver películas a través de sitios en internet, no ha logrado una penetración total en el mercado mexicano. El reciente caso de Nuflick, un sitio especializado en distribuir películas independientes que tras dos años tuvo que cerrar sus puertas, es el mejor ejemplo.

El proyecto de Celeste North, Rodrigo Boyzo y Eduardo Vaugier, era único en México y sin duda una alternativa a los costosos y volátiles cines convencionales donde filmes sin gran apoyo comercial, duran apenas unos días.

La distribución general de contenidos, sin embargo, es una alternativa real en otros países y su éxito ya no se cuestiona como modelo de negocios. Uno de los primeros ejemplos de ello fue la llegada a plataformas digitales de ‘Bachelorette’, una comedia oscura que tuvo éxito en el Festival de Sundance de 2012.

Su productor Adam McKay, veía con escepticismo el hecho de que la película saliera en forma digital un mes antes de su estreno comercial. Pero RADiUS, una nueva compañía creada por el gigante Harvey Weinstein enfocada únicamente en distribución alternativa, tenía un plan. A 48 horas de su estreno en iTunes, ya era la película más vista, superando a 21 Jump Street y The Dictator, proyectos con el apoyo de grandes estudios.

En un artículo para Entertainment Weekly, Eamonn Bowles, presidente de Magnolia Pictures, asegura que una de las razones para el éxito del VOD es el estilo de vida actual. “Existen muchas personas que amarían ir al cine más pero no pueden hacerlo por sus estilos de vida”.

El VOD, continúa, no sólo sirve a cinéfilos ocupados sino que también se enfoca en audiencias que han sido históricamente privadas de cine independiente y de ver así las películas más populares en los festivales.

“Con VOD, eres capaz de ver lo mismo que en Nueva York, Los Ángeles o Chicago (los principales focos para el estreno de películas independientes). Eres parte de la discusión, donde quiera que ésta se de”, dice Jason Janego, co-presidente de RADiUS.

Así, los ejemplos exitosos son cada vez más frecuentes y alentadores. En México, el director Jorge Michel Grau abrió las puertas de este medio con su estreno de Chalán a través de NuFlick, un esfuerzo histórico a todas luces. Sin embargo, el cierre del sitio puede provocar más bien ciertas dudas sobre la efectividad de la distribución digital.

Sin embargo, ya van varios sitios en México que toman el riesgo de escoger el VOD como plataforma de distribución. Cinépolis Klic y Clarovideo son algunos ejemplos enfocados en grandes películas de estudio y que buscan jugar a la segura enfocándose, erróneamente, en un mercado acaparado por Netflix, que se ha distinguido por sus fuertes apuestas al contenido original, algo que ha logrado separarlo de la competencia.

Existe, sin embargo, un mercado enorme en el cine independiente mexicano, algo que seguramente las nuevas generaciones sabrán explotar. Y es que, sin el VOD, el cine independiente se estaba volviendo un mercado cada vez más complicado, dice Adam B. Vary en su texto “Bachelorette y la revolución VOD están cambiando el cine independiente”.

La distribución digital se ha vuelto, para quienes conocen el medio y sus carencias, el futuro del cine independiente. Y quizás de todo el entretenimiento. Lo han probado éxitos rotundos como Netflix y nuevas formas de financiamiento como el crowdfunding en sitios como Indiegogo y Kickstarter.

Joe+Swanberg+Drinking+Buddies+World+Premiere+kulGYI0Ze9nxEl cineasta americano Joe Swanberg, lanzó recientemente su comedia ‘Drinking Buddies’ a través de iTunes semanas antes de su estreno comercial. Con un presupuesto menor al millón de dólares pero con gran talento en pantalla (Olivia Wilde, Jake Johnson, Jason Sudeikis, Ron Livingston, Anna Kendrick), el experimento probó ser la película más exitosa de Swanberg y un modelo para los nuevos cineastas.

“La idea era crear ese tipo de película en la realidad, hacer algo que se sienta mucho más rico y personal y complejo que la mayoría de las películas románticas que estamos viendo. Soy un gran fan de las comedias románticas, pero creo que son tan malas estos días, que estoy desesperadamente tratando de revivirlas”.

Y es que la innata libertad que provoca trabajar con buenos actores, bajos presupuestos y guiones que no buscan encajar con los convencionalismos del cine comercial y los grandes estudios, provoca que los esfuerzos de jóvenes cineastas sean reconocidos y bien recibidos.

La propia Olivia Wilde escribió que este modelo permitirá que se hagan mejores películas. “Si la industria aceptar este nuevo modelo, los distribuidores pueden comprar filmes más arriesgados sin tener que preocuparse por una costosa campaña de marketing. Eso significa que se producirán más cosas, y, siempre que rechacemos la suposición de que los estrenos en pantallas pequeñas son fracasos, siempre podremos sentarnos y darle play”.

Así, el VOD y la distribución digital probarán ser nuevas alternativas de creación. Ya no existen pretextos para nuevos cineastas o cinéfilos ávidos de cosas nuevas. El medio está cambiando para adaptarse a los tiempos y es hora de ir con la corriente.

Related Posts

Comments are closed.

« »