‘The Big Sick’ – Reseña

Oct 17 • Spoiler Alert • 251 Views • Comments Off on ‘The Big Sick’ – Reseña

Retweet

Salvador Medina @ayudamemalverde

Año con año, el Festival de Sundance presenta películas que prometen llegar hasta la época de premios. Este año no fue la excepción. Una de las películas más esperadas del año salió del laureado festival. Escrita por Kumail Nanjiani y Emily V. Gordon, The Big Sick (Un Amor Inseparable) cuenta la verdadera historia detrás de cómo ellos se conocieron.

Kumail, interpretado por él mismo, es un aspirante a comediante en la ciudad de Chicago. Entre manejar un Uber y visitar a sus conservadores padres, quienes buscan empujar a Kumail hacia un matrimonio con una chica paquistaní, está persiguiendo su carrera como stand-up.

Junto a un grupo de jóvenes que buscan el mismo sueño, Kumail navega las aguas de Chicago buscando ser descubierto en la escena cómica. Durante una de sus presentaciones, la joven Emily (Zoe Kazan) llama su atención. Tras platicar al terminar su presentación, terminan pasando la noche juntos en casa de Kumail.

Así, inician una relación pese a iniciales dudas de ambos. Con el paso del tiempo, Emily comienza a bajar la guardia, mientras que Kumail, aunque está invertido emocionalmente en la relación, teme contarle a sus padres sobre la existencia de una mujer blanca en su vida. Kumail continúa acudiendo a sus cenas familiares en las que su madre Sharmeen (Zenobia Shroff) busca presentarle a una joven que llame su atención. Cada una de ellas deja a Kumail una foto propia, que él va coleccionando como una especie de cementerio.

Y cuando sus mundos están acercándose, es que comienzan los problemas. Emily está ansiosa por presentar a Kumail con sus padres mientras que él no lo ha hecho por temor a ser aislado por su familia. Es entonces que Emily toma la decisión de acabar la relación. Él se aísla en su comedia y en la posibilidad de asistir a un festival de comedia. Pero cuando Emily cae en un coma, se ve obligado a convivir con sus padres Beth (Holly Hunter) y Terry (Ray Romano), así como confrontar su relación con la familia y sus tradiciones.

Un Amor Inseparable es una comedia refrescante, distinta y original.

Con un humor sutil y cerebral, logra generar no sólo que el espectador se interese en la relación entre Emily y Kumail, así como en sus interacciones con Terry y Beth. Y pese a ser una producción de Judd Apatow, quien se caracteriza  por comedias pasadas de tono, Un Amor Inseparable es una comedia romántica limpia y memorable.

Además, sin ser aleccionadora, genera también una interesante reflexión sobre lo que pasan los inmigrantes en Estados Unidos, así como que nos presenta una mirada hacia el interior de una familia musulmán conservadora y su contraste ante una sociedad más diversa y liberal.

Kumail, quien había destacado ya en comedias de culto como Silicon Valey, da un salto monumental como actor protagónico, con una carisma particular y una presencia distinta y notable. Y Kazan, quien ha tenido papeles como la novia peculiar o distinta, se muestra aquí con un peso escénico distinto que logra soportar un guión extraordinariamente bien logrado.

Se trata de una película impecable de principio a fin y una comedia romántica perfecta para nuestros tiempos.

 

 

 

Related Posts

Comments are closed.

« »