Presunto Culpable, o estas ruinas que ves

Mar 8 • Spoiler Alert • 2704 Views • Comments Off on Presunto Culpable, o estas ruinas que ves

Retweet

Salvador Medina

salvador@elhablador.com.mx

A sólo dos semanas de su estreno, la revista Variety, quizás la más conocida en el mundo del entretenimiento, anunció que Presunto Culpable, el polémico documental mexicano que narra la historia de un comerciante sentenciado a 20 años por un asesinato que no cometió, era ya el documental mexicano más visto en la historia de nuestro país. Ganó casi veinte millones de pesos, superando a Fraude de Luis Mandoki. Hasta el día de hoy, ha recaudado ya más de 3.6 millones de dólares (alrededor de 43 millones de pesos), superando ya a Fahrenheit 9/11 de Michael Moore.

La trascendencia de este hecho no radica solamente en el evidente impacto social que ha tenido en la sociedad mexicana, desnudando el absurdo que existe detrás de la impartición de justicia. Hay que analizar que quienes se lanzaron a documentar y combatir esta injusticia, fueron un par de investigadores de la División de Estudios Jurídicos del CIDE (Centro de Investigación y Docencia Económicas): Layda Negrete y Roberto Hernández, quienes previamente habían producido El Túnel, un documental que “retrata la justicia mexicana con las voces y los rostros de personas que la han sufrido. Quienes han padecido un delito o han sido acusados de cometerlo, son igualmente víctimas de un sistema legal retrógado”.

Y su aportación no es menor; procede del conocimiento y la investigación adquirida a través de años de labor de docentes y académicos. Ello provocó que uno de los miles de sentenciados en México, buscara a los creadores de aquel documento para ayudarlo en su defensa.

Fue entonces que José Antonio Zúñiga, un vendedor y reparador de productos electrónicos, fue víctima de una lotería. Policías judiciales lo aprehendieron sin ninguna orden, violando los mínimos derechos humanos. El largo, como es conocido, entró en una especie de proceso a la más pura manera de Josef K.

Sin pruebas, con testimonios contradictorios y sin claridad alguna, José Antonio Zúñiga fue sentenciado a 20 años de prisión por un asesinato que ocurrió al mismo tiempo y a 40 minutos de donde él se encontraba laborando.

Presunto Culpable importa porque José Antonio Zúñiga somos todos: ciudadanos ordinarios expuestos a un sistema viejo, arcaico y que merece morir. Al recibir Cinépolis la orden federal para retirar el documental de los cines, pierde el pueblo mexicano un testimonio necesario para reflexionar sobre nuestro acontecer diario.

No se trata solamente de un acto de censura contra un documento de investigación que tiene apoyo de todos los sectores de la sociedad, sino de un atentado contra las libertades más básicas. No basta con las 900 mil personas que hasta hoy han visto el documental: Presunto Culpable se ha vuelto ya indispensable para entender nuestro estado de nación.

Quien haya podido sentarse en una sala de cine para presenciar el documental, siente estar viendo el fin de una era, las ruinas de un viejo imperio. Sin embargo, todo puede ser en vano si los villanos ganan. Y eso es exactamente lo qu está sucediendo.

Al final, la orden de retirar Presunto Culpable no fructiferará y regresará a las carteleras pronto. De lo contrario, la historia no estará ahí para enseñarnos.

Related Posts

Comments are closed.

« »