‘Mío O De Nadie’ – Reseña

May 12 • Spoiler Alert • 618 Views • No Comments on ‘Mío O De Nadie’ – Reseña

Retweet


Salvador Medina @ayudamemalverde

Denise Di Novi no es un nombre reconocido como director. Y después de su debut en Mío O De Nadie (Unforgettable), ese escenario se ve todavía más lejano. Co escrita por David Leslie Johnson y Christina Hodson, Mío O De Nadie es una plasta de otras películas que buscan ser feministas y terminan siendo todo lo contrario. Se trata de un thriller predecible y aburrido que desperdicia el enorme talento de alguien como Rosario Dawson y que una película que pudo ser interesante, se conformó con ser una especie de chick flick frustado y frustrante.

En Mío O de Nadie, Dawson interpreta a Julia, una exitosa editora que se muda a California con su prometido David (Geoff Stults), quien no sólo tiene una hija, sino una ex esposa. Interpretada por la siempre monótona Katherine Heigl, Tessa es una especie de esposa desesperada que, cuando nota que Julia tiene la vida que ella perdió por una infidelidad, pierde la poca cordura que le quedaba y busca sacar a la nueva mujer en la vida e David a como dé lugar.

No hay mucho qué contar de Mío O De Nadie. Un guión insípido y literalmente aburrido, aunado a una dirección incompetente y una Katherine Heigl tan odiosa como siempre, se combinan para hacerla una de las peores películas del año.

Di Novi es incapaz de presentar ante el público elementos originales o giros inesperados en una historia que nos parece común. No hay novedad alguna en lo que hace. Un montaje paralelo particularmente ridículo que tiene a Julia y David teniendo relaciones sexuales en el baño de un restaurante mientras Tessa se toca en su computadora, es un recurso particularmente fácil y que termina siendo más risible que impactante.

Dawson, quien nos tiene acostumbrados a actuaciones memorables, está perdida en una película sin pies ni cabeza, y en ciertos momentos podemos ver destellos de su talento, pero se esconden bajo una cineasta poco preparada para estar liderando el lado creativo de un set.

Pero quizás la razón por la que Mío O De Nadie es un proyecto menor, se debe a la presencia de la antipática Heigl. Es necesario aceptar que Heigl es una terrible actriz. No sólo su actuación es unidimensional, sus papeles también lo son. Se trata quizás del último proyecto notorio de la egresada más infame de Grey’s Anatomy. No hay espacio para ella en Hollywood. Al menos no ahora. Tendría que reinventarse o cambiar por completo.

Mío O de Nadie es obvia y boba. En ningún momento dudas del inevitable y ridículo final. Sin duda un fracaso rotundo sin méritos visibles.

 

 

 

Related Posts

« »