Más Notas Perfectas: una declaración de feminidad

Aug 4 • Spoiler Alert • 1176 Views • No Comments on Más Notas Perfectas: una declaración de feminidad

Retweet


Salvador Medina @ayudamemalverde
Es complicado concebir secuelas de películas que se han llegado a convertir en clásicos de culto. Y pese a que Pitch Perfect (Notas Perfectas) se estrenó hace poco más de tres años, se ha catapultado rápidamente a ese estatus. Además, logró colocar a Anna Kendrick en la élite de su joven generación.

Con una historia sencilla que apeló al espíritu de apertura generado por Glee y productos similares, Pitch Perfect usó un humor ácido e inteligente para distinguirse de la competencia. Y la secuela mantiene un fórmula conocida para mantenerse a las expectativas de lo que se esperaba.

En Más Notas Perfectas, han transcurrido años desde que conocimos a la Bellas y se han consolidado como figuras populares con tres campeonatos nacionales en su haber. Pero tras una desastrosa presentación frente a Barack Obama, su reputación y título corren peligro. La única forma de recuperar su trono será ganando el mundial de la especialidad, algo que un equipo norteamericano jamás ha logrado.

Pese a ello, la llegada de una nueva recluta (Hailee Steinfeld) inyecta al grupo de energía, pero su líder Beca (Anna Kendrick) está comenzando a pensar en la vida después de la universidad y entra como becaria a una disquera, a espaldas de todos.

Así, las Bellas tienen que redimir su lugar en la cima Pitch Perfect 2reencontrando su sonido. Pero eso será difícil con las distraacciones de Beca, un nuevo rival que promete destronarlas y el grupo a punto de separarse del todo.

Pero a diferencia de la primera película, Beca tiene que hacerlo todo. Pese a seguir en una relación con Jesse (Skylar Austin) su relación no figura del todo. Y eso es quizás una decisión creativa de la debutante directora Elizabeth Banks, la popular actriz que dio el salto detrás de cámaras.

Esta secuela busca redifinir el poder femenino en pantalla. Las Bellas deben conquistar el título mundial solas, al mismo tiempo que rinden tributo a las mujeres que pavimentaron el camino para que ellas llegaran hasta ahí.

El guión de Kay Cannon (30 Rock) es adecuado y le da cierta dimensionalidad a los personajes. Quizás el único pecado de la película es el haber esperado tan poco tiempo, pero los estudios funcionan a su propio ritmo.

Más Notas Perfectas es una gran secuela que mantiene el mismo estilo y humor para entregar un producto inteligente y sensible.

 

 

 

Related Posts

« »