Los medios: nuevos jugadores en el horizonte, Parte 2

Feb 12 • Artículos • 1654 Views • Comments Off on Los medios: nuevos jugadores en el horizonte, Parte 2

Retweet

Salvador Medina @ayudamemalverde

La televisión en México está a punto de dar un salto hacia el siglo XXI. El apagón analógico, un proyecto que implica a todas las televisoras y significará una inversión de 19 mil millones de pesos, es sin duda un reto para empresas, creadores de contenidos y espectadores. Sin embargo, no significa que la industria esté cambiando de fondo, únicamente forma.

Pese a que la presencia de internet es cada vez más amplia en otros países, desplazando incluso los medios tradicionales, en México no se ha abierto de forma amplia para el mayor espectro de la población. Por ello, la próxima reforma de telecomunicaciones puede ser un canal para ello.

Un reciente artículo en la versión mexicana de la revista Forbes permitió dar un vistazo al panorama de las telecomunicaciones en México. En el texto de Zacarías Ramírez Tamayo, se hace referencia a la posible tercera cadena que había de concesionarse con presencia nacional. Así, diversos jugadores están en espera de la resolución que anunciará el Instituto Federal de Telecomunicaciones, IFT.

Ramírez Tamayo menciona al empresario Manuel Arroyo como uno de los posibles competidores y alguien capaz de competir con el duopolio Televisa-TV Azteca. El director de Grupo Lauman asegura tener “prácticamente todo lo que se requiere para generar contenido de calidad y distribuirlo a escala nacional”.

Crédito: Kris KrugCon el impulso a la Ley de Telecomunicaciones, muchos esperan que se obligue todas las televisoras a tener un determinado porcentaje de contenido nacional. Esto significaría, un fuerte apoyo a creadores mexicanos. Sin embargo, sorprende el poco énfasis que inversionistas han dado a internet para la distribución de contenidos.

Sí, Carlos Slim es el hombre detrás de UnoTV, canal de noticias por internet, pero esto lo hace al estar impedido por ley para ofrecer televisión, “en tanto el IFT no modifique el título de concesión de Telmex”.

Pero, ¿cuál es el freno? ¿Por qué son pocos los que han volteado a los nuevos medios para la generación y distribución de contenidos? Rodrigo González, socio del sitio WeAreNotZombies.tv, dice que localiza dos razones para ello: “La primera porque existe una penetración tremenda de la televisión tradicional en México, es decir, las cadenas tradicionales llevan muchos años posicionadas, creando públicos cautivos durante generaciones, y romper ese ciclo no es tarea sencilla; y dos, porque a pesar de que el número de usuarios de internet es muy elevado en México, esos mismos usuarios están tan viciados con los contenidos de los medios tradicionales que es difícil desconectarse de eso y desarrollar nuevos hábitos de navegación que los hagan toparse con mejores contenidos”.

Así, cruzar la barrera hacia internet es un reto. Pero, comparado con los 350 millones de dólares de inversión inicial y 20 millones de dólares al mes que según un estudio elaborado por el Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) costará al mejor postor que se haga de una nueva cadena de televisión abierta, el costo-beneficio puede representar más redituable si tomamos en cuenta los recientes éxitos de ‘House of Cards’ y Netflix.

Además, la ley que obligaría a incluir cierto porcentaje de contenido nacional a las televisoras, no es garantía, dice Rodrigo González. “La manera en que está tejido el entramado de la política y el entretenimiento hace dudar sobre qué tipo de contenidos originales son los que se producirán y quién los estará haciendo, porque sin una regulación se abre el camino para nuevas mafias y compadrazgos al amparo de la ley. De nada nos sirve que los nuevos canales sean obligados a tener cierto porcentaje, si la calidad de ese porcentaje no se eleva”.

Por ello, resulta prácticamente inverosímil que no sean empresarios consolidados, sino jóvenes que entienden el cercano escenario del entretenimiento, quienes apuesten por internet y los contenidos originales. Los sitios como WeAreNotZombies son pocos, pero sin duda representan un gran esfuerzo para inclinar un poco la balanza hacia la democratización de los medios.

Ya anteriormente esfuerzos como Nuflick probaron infructuosos, pero no por ello significa que el futuro y el presente del entretenimiento no estén ahí. Destacadas personalidades del entretenimiento, mucho más en contacto con las nuevas tendencias que Manuel Arroyo o Carlos Slim, han entendido que los medios se están fusionando.

No se trata únicamente de televisión o internet, sino de un nuevo medio que se está gestando frente a nosotros. Adquirir los derechos para una nueva cadena y tener los recursos para administrarla, significará poco sin la capacidad para entender qué quieren los espectadores.

Y es que la nueva cadena, quien quiera que gane la licitación, no sólo peleará con Televisa y TV Azteca, sino con una infinidad de nuevos contenidos diseñados para las nuevas generaciones. Es decir, la industria del entretenimiento no sólo está hecha para gigantes, sino que los pequeños jugadores, los que estén dispuestas a jugársela, podrán acaparar un segmento del mercado.

La tendencia ya no la están marcando los gigantes, sino los que se atreven a dar el primer paso.

Related Posts

Comments are closed.

« »