‘Las Horas Más Oscuras’ – Reseña

Jan 9 • Spoiler Alert • 378 Views • No Comments on ‘Las Horas Más Oscuras’ – Reseña

Retweet

Salvador Medina @ayudamemalverde

Corre el mes de mayo de 1940. El ejército de Hitler ha invadido Checoslovaquia, Polonia, Noruega y Dinamarca. Todo apunta a que en las próximas semanas, habrá conquistado el resto de Europa. Gran Bretaña, de la mano de su líder Neville Chamberlain, se encuentra en una posición de alarma. Francia, uno de sus principales aliados, está sintiendo el poderío de la amenaza Nazi y su respuesta ha sido débil.

De ahí que el Parlamento esté buscando sustituto a Chamberlain. El Visconde Halifax (Stephen Dillane), junto a Chamberlain (Ronald Pickup), son los líderes del Partido Conservador, actualmente en el poder, y quienes confabulan para primero, poner a alguien que la oposición apruebe y, posteriormente, removerlo para dar paso a Halifax.

Es así que el Rey Jorge VI (Ben Mendelsohn) llama a Winston Churchill (Gary Oldman), para suceder a Chamberlain como Primer Ministro, una labor que resultará titánica frente a los oscuros días que yacen frente al Imperio Británico.

Darkest Hour (Las Horas Más Oscuras), dirigida por Joe Wright, es un recuento de los acontecimientos que tuvieron lugar desde que Churchill tomó posesión y durante los momentos más agobiantes de la Segunda Guerra Mundial.

Churchill, el popular líder británico y una de las figuras más enigmáticas del siglo XX, se enfrenta no sólo a las fuerzas que vienen desde Alemania, sino a los propios conflictos de su partido y el interés por derrocarlo. Pero con el poder de la lengua inglesa, como confiesa el propio Halifax, Churchill se lanza a la batalla por defender su imperio.

Escrita por Anthony McCarten, es un retrato romántico y enaltecedor de Churchill y su carácter frente a la guerra y la desesperanza. Churchill, interpretado de manera magistral por Gary Oldman, se nos presenta como una figura tan grande como la vida misma, que entiende la importancia de escuchar y hablar con el pueblo en los momentos de decisión.

Es así que con el apoyo de su secretaria Elizabeth Layton (Lily James), a través de sus discursos y su personalidad, Churchill forja la historia de la Inglaterra del siglo XX y con ello, de Occidente mismo.

Oldman aparece irreconocible, caracterizado de manera impecable e inmerso en un ambiente donde sobresale el personaje sobre el actor. Es una de las mejores interpretaciones en lo que va de la década, y una que quedará marcada en la historia del cine contemporáneo.

El logro de Wright, McCarten y Oldman consiste en humanizar a un personaje grandioso, en mostrarlo en momentos de enorme vulnerabilidad y así, creando un proyecto que está a la altura del legado del propio Churchill.

 

 

Related Posts

« »