La distribución digital, encima de nosotros

Jun 12 • Artículos • 1694 Views • Comments Off on La distribución digital, encima de nosotros

Retweet

Salvador Medina @ayudamemalverde

Con el Internet de alta velocidad y la transferencia de archivos de manera digital, muchos comenzaron a temblar. Las industrias del entretenimiento y editorial creyeron que esto representaría la caída inevitable de sus negocios. Pero se ha probado todo lo contrario.

El valor global de la industria musical aumentó de 132 mil millones de dólares en 2005 a 168 en 2010. Los ingresos de las editoriales aumentaron de 26.5 mil millones de dólares en 2008 a 28 mil millones apenas dos años después. En 1995, se produjeron 1,723 películas a nivel mundial; para 2009, la cifra aumentó a 7,193. Además, la taquilla global fue de 25.5 mil millones en 2006 a 31.8 en 2010.

Es decir, Internet ha traído beneficios innumerables. No sólo ha aportado oportunidades para distribuir su contenido de manera digital a millones de personas, sino que ha generado nuevas plataformas. El año pasado, usuarios subían a YouTube 100 horas de video cada minuto. Hace dos años, los ingresos cuatrimestrales por libros electrónicos llegaban a los 120 millones de dólares.

Así, Internet se ha consolidado no sólo como un medio democratizador sino también catalizador del entretenimiento y la cultura. No es por ello sorpresa que diversos estudios apunten a su consolidación en los próximos años como el método más popular de descarga y distribución digital de películas y series de televisión.

streamingSegún PricewaterhouseCoopers, los ingresos de taquilla y por distribución digital aumentarán constantemente los próximos cinco años, pero la renta y venta de DVDs y otros discos caerán abruptamente.

Esto no es de sorprenderse ciertamente. El estudio apunta a que esta industria caerá más de 28 por ciento. Es decir, de 12.2 mil millones en 2013 a 8.7 mil millones para 2018.

“Para 2018, el video electrónico, que incluye las suscripciones de video-on-demand  y servicios de cable, será el principal proveedor de ingresos en la industria del entretenimiento, superando a la taquilla para 2017. En cinco años, los ingresos de este sector se doblarán de 8.5 mil millones en 2014 a 17 mil en 2018”.

Según Brent Lang de Variety, pese a que el cine está en un momento de incertidumbre, existen buenas noticias para las sales de cine. Se estima que en los próximos cinco años, la taquilla de Estados Unidos suba 15.9 por ciento, de 10.8 mil millones a 12.5 mil millones de dólares. Nada mal.

Además, la caída del sector físico del entretenimiento (DVDs, Blu-Rays, etc.) no es sino una oportunidad. Plataformas de distribución digital de contenidos como Hulu y Netflix son prueba de ello.

En particular, Netflix ha demostrado que es posible competir contra los grandes monstruos del entretenimiento. Pero esto le ha traído consecuencias gigantescas como estar en una batalla legal con Comcast, la empresa de Internet más grande de Estados Unidos. ¿Por qué Comcast perjudica las velocidades de conexión a Netflix? Porque están a punto de fusionarse con TimeWarner y lanzarse así a dominar el mercado de distribución digital con su propia plataforma.

Los próximos cinco años serán vitales para saber quién terminará como ganador en la lucha por dominar el entretenimiento. Al menos, las salas convencionales de cine tienen un panorama alentador.

“El sector ha sido bastante resistente. La gente todavía quiere ir al cine, especialmente a los grandes filmes”, dice Cindy McKenzie, Directora del área de Entretenimiento, Medios y Comunicación en PricewaterhouseCoopers.

Además, pese a que el DVD se acerca a su final, McKenzie asegura que el éxito de Netflix y Hulu, así como otros servicios de video por Internet, crean nuevas oportunidades para los estudios de cine. Y es que la venta digital de películas, que superó el año pasado los mil millones de dólares por primera ocasión, muestra que los consumidores están dispuestos a seguir comprando y rentando películas.

PricewaterhouseCoopers concluye que para 2018, habremos de ver un cambio a la distribución digital como principal medio de ingreso para el “entretenimiento filmado”, incluso superando a la taquilla.

Ya no es una apuesta al aire. La distribución digital y la fusión de internet con los medios tradicionales es inevitable y lógica. Es, sin duda, algo que los consumidores agradecerán cuando las alternativas sean inagotables. Los cineastas independientes ya no estarán atados a los caprichos de las salas de cine, sino que podrán colocar su filme en su plataforma favorita para que el mundo la disfrute.

Los contenidos ya no estarán restringidos a horarios o estándares de las televisoras, sino a la capacidad creativas de sus creadores. Estamos frente a una época de cambio radical en la industria del entretenimiento. Y las señales indican que puede ganar cualquiera.

 

 

Related Posts

Comments are closed.

« »