Julian Assange y su batalla en la pantalla grande

Oct 23 • Artículos • 3684 Views • Comments Off on Julian Assange y su batalla en la pantalla grande

Retweet

Salvador Medina
salvador@elhablador.com.mx

La campaña contra el sitio WikiLeaks del controversial Julian Assange ha sido amplia y dura. Fundado en 2006, el sitio se ha dedicado a publicar informes anónimos y documentos filtrados con contenido sensible en materia de interés público, preservando el anonimato de sus fuentes, según sus propias palabras.

Por ello, Assange se ha encontrado en innumerables batallas legales por delitos informáticos y hasta luchando contra una acusación por violación de un menor. Pero el legado de Assange ha sido inmenso y el alcance de su impacto sigue impactando la forma en que se hace periodismo.

El juicio contra Chelsea Manning y la persecución contra el analista Edward Snowden han provocado diversas respuestas contra el gobierno estadounidense y abrieron el debate sobre la privacidad en internet y la inteligencia como arma gubernamental.

Así, WikiLeaks y Assange se volvieron íconos instantáneos en la lucha por la libertad de expresión. Eso no cayó bien en los gobiernos afectados por las filtraciones y las críticas no cesaron. Se escribieron cientos de artículos y decenas de libros sobre el tema. Dos de ellos causaron particular revuelo por reflejar el lado oscuro de Assange y del sitio.

‘Inside WikiLeaks: My Time with Julian Assange and the World’s Most Dangerous Website’ escrito por Daniel Domscheit-Berg, así como ‘WikiLeaks: Inside Julian Assange’s War on Secrecy’ de David Leigh y Luke Harding, provocaron una dura reacción por parte del periodista australiano. Además, cuando Bill Condon anunció que dirigiría una película basada en los dos textos, la polémica creció.

Julian_Assange_Speaks_to_EU_ParliamentEl actor británico Benedict Cumberbatch, quien interpreta a Assange en la película ‘The Fifth Estate’ (El Quinto Poder) se acercó al polémico personaje para conocer su versión de los hechos. Assange respondió con una carta personal y dura.

Assange señaló que habiendo libros que reflejan el impacto positivo de las acciones realizadas por WikiLeaks y sus socios, la productora Dreamworks decidió basar su guión en dos libros que reflejan un lado más oscuro y desagradable.

“Sé que el filme intenta representarme junto a mi trabajo bajo una luz negativa. Creo que esto distorsionará los eventos y alejará al público de su entendimiento. No busca simplificar, clarificar o destilar la verdad, sino enterrarla. Resurgirá y amplificará historias difamatorias que hace tiempo han probado ser falsas”.

Assange agradece a Cumberbatch su gesto y le señala su admiración y respeto pero el conocerlo significaría dar un espaldarazo a una película negativa y parcial. Pero Assange no se detuvo ahí.

Johannes Wahlström dirigió el documental ‘Mediastán’, que sigue a un grupo de periodistas ocultos que viajan a países ocupados por Estados Unidos en Asia central, continuando su viaje a Occidente, donde conocen a Julian Assange, emboscando al editor de The Guardian y obteniendo videos del editor del New York Times hablando sobre Barack Obama y WikiLeaks.

Con una corrida importante en el circuito de festivales de cine, ‘Mediastán’ causó olas de reseñas al reflejar un aspecto de WikiLeaks y el periodismo pocas veces visto en los medios convencionales. Así, la estrategia de Assange fue clara: colocar el documental en internet semanas antes del estreno comercial de ‘The Fifth Estate’.

Y es que por primera vez, un documental logró reflejar cómo ocurrió la ‘Operación Cablerun’, el operativo de 2011 durante el cuál WikiLeaks envió cientos de cables gubernamentales estadounidenses a medios en todo el mundo.

“Esto es periodismo in extremis. Así es como se hace”, señala Assange en un boletín de prensa que anuncia el estreno del documental. Assange, también productor de ‘Mediastán’, dijo que “lo que empezó como una película geopolítica se transformó en una historia de censura comparativa mientras nuestra aventura continuó hasta convertirse en el corazón de Mediastán”.

Su estreno representó una gran estrategia además de un golpe mediático significativo: en el fin de semana pasado en Estados Unidos, ‘The Fifth Estate’ tuvo el peor estreno comercial para una película con más de 1,500 copias con apenas 1.7 millones de dólares.

“Estamos decepcionados con estos resultados”, dijo Dave Hollis, el jefe de distribución de Disney, para The Hollywood Reporter. Pero Assange lo había predicho desde una conferencia con la Asociación de Prensa Extranjera en Hollywood.

Assange logró así, un doble golpe: puso en la mente de miles de personas su propia versión de los hechos y evitó que otras tantas se quedaran con la que todos los medios han reportado.

La victoria estratégica de ‘Mediastán’ da una ventaja a la libertad de expresión. Refleja a una sociedad informada en temas sociales que prefieren buscar su propia verdad antes que digerir una que se prepara para ellos institucionalmente.

Podremos estar o no de acuerdo con Assange y su trabajo en WikiLeaks, pero es imposible ignorar su impacto en los medios del siglo XXI. Mientras existan personas dispuestas a luchar por dar a conocer su versión de los hechos, será difícil para gobiernos e instituciones imponer verdades a medias en una época donde la información lo es todo.

   

Related Posts

Comments are closed.

« »