El regreso de ‘House of Cards’ y los juegos de poder

Feb 14 • Spoiler Alert • 1321 Views • Comments Off on El regreso de ‘House of Cards’ y los juegos de poder

Retweet

Salvador Medina @ayudamemalverde

El regreso de ‘House of Cards’ y los juegos de poder

Salvador Medina
salvador@elhablador.com.mx

Está de regreso la serie de televisión más importante de la década. Sí, la huella que dejó Breaking Bad en los medios y en la cultura, será difícil de borrar. Pero House of Cards cambió las reglas del juego. Con una apuesta extraordinaria por parte de Netflix, la serie estelarizada por Kevin Spacey y Robin Wright, fue un éxito rotundo. Pese a que muchos cuestionaron su modelo de distribución al colocar todos los capítulos de una temporada al mismo tiempo, se probó que la fórmula funcionaba.

Si la primera temporada significó un salto gigantesco para los creadores de contenidos, el regreso a la plataforma en línea de la serie ganadora en los premios AFI al Mejor Programa de Televisión del Año nos recuerda algo importante: no sólo fue una serie que cambió la forma en que se hace, crea y distribuye entretenimiento. House of Cards es extraordinaria.

Así, House of Cards ganó el reconocimiento de propios y extraños. La segunda temporada regresó donde nos dejó: la intriga sobre la muerte de Peter Russo, el paradero de Rachel Posner el futuro político de Frank y Claire Underwood. Y es que si la primera temporada nos mostraron de qué son capaces, la mejor pareja de la política estadounidense regresó dispuesta a cualquier cosa por mantener su poder.

HOUSE OF CARDSYa no se trata únicamente de intrigas y secretos. Frank está a un escalón del estatus más grande en el mundo libre: la Presidencia de Estados Unidos. Por ello, ni Zoe Barnes ni Janine Skorksky se interpondrán en ello.
Frank Underwood es quizás junto a Don Draper y Walter H. White, el epítome de lo que representa para el mundo la cultura americana. Frank, más que ningún otro, es despiadado y frío. Ni siquiera su cumpleaños es suficiente para sacar de él un esbozo de sonrisa. Y con un twist que cambiará el resto de la temporada y la serie, el primer capítulo es digno de nuestro tiempo. Digno de la televisión que merecemos.

Pero el impacto de House of Cards no se queda en la historia. Las acciones de Netflix en la bolsa llegaron a un alto histórico de $439.49 dólares el jueves, anticipando el lanzamiento de la serie. Esto representa un alza de 130 por ciento en el último año.

Detrás de todo el éxito, existe sin embargo una serie de obstáculos que opacaron lo sucedido el viernes pasado. Tras una reciente resolución, la corte estadounidense de apelaciones del distrito de Columbia eliminó las reglas de Internet Abierto, establecidas en 2010 por la FCC (Comisión Federal de Comunicaciones) con el fin de proteger la libertad de acceso a los servicios de internet ante el creciente poder de las corporaciones de telecomunicaciones.

“En esencia los puntos principales de estas reglas obligaban a los proveedores de internet de banda ancha (de líneas fijas y móviles) a ser completamente transparentes en cuanto a su administración del flujo de información, en especial en los momentos de congestión en sus sistemas. Se prohibía el bloqueo de contenido legal, aplicaciones, servicios y en el caso de las líneas fijas se prohibía toda acción censora o de preferencia injustificada en su servicio”, escribe Naief Yehya en Letras Libres.

Ahora, los proveedores de internet pueden frenar el tráfico a ciertos sitios o plataformas (Netflix, por ejemplo). Por ello, como explica Yehya, compañías de internet podrían cobrar a sitios para permitir el libre tránsito de sus usuarios. Esto, en pocas palabras, representa el fin de la neutralidad en internet.

Pese a que muchos usuarios de internet no habían entendido cómo esta nueva ley les afectaría, la percepción sobre el evidente cambio se notó la noche del catorce de febrero. Pronto, salieron a la luz quejas sobre la incapacidad de ciertos usuarios de Comcast para disfrutar de la serie en línea. Y aunque el propio Netflix negó las acusaciones, el antecedente legal es claro: está permitido.

Así, los creadores y distribuidores de contenido habrán de sujetarse a estas nuevas acciones legales. House of Cards ya no sólo compite con otras series de televisión, sino con las mismas compañías telefónicas y de internet.

Related Posts

Comments are closed.

« »