‘Call Me By Your Name’ – Reseña

Jan 31 • Spoiler Alert • 355 Views • No Comments on ‘Call Me By Your Name’ – Reseña

Retweet

Salvador Medina @ayudamemalverde

Si existe una película que llega rumbo a los Premios Óscar con menor cartel pero con enormes recorrido y reconocimiento por parte de la crítica, y puede ser la gran sorpresa de la temporada, es la nueva obra del Luca Guadagnino.

Ganadora de incontables premios y reconocimientos, Call Me By Your Name (Llámame Por Tu Nombre), basada en la novela homónima de André Aciman, es la historia de un joven norteamericano que encuentra el despertar al amor en los brazos de un hombre maduro.

Elio (Timothee Chalamet), es un culto y leído músico de 17 años que vive sus días de verano en Italia entre libros, notas y las chicas del pueblo. Su familia está acostumbrada a ver a la bella Marzia (Esther Garrel) entrar y salir todo el tiempo de su casa.

Él es aventurado y honesto, un producto extraño de vivir en un ambiente académico, cultural y progresista. Elio habla inglés, italiano y francés a la perfección. Junto a su padre, el profesor Perlman (Michael Stuhlbarg) y su madre Annella (Amira Casar), viven todo el verano y las navidades en el norte de Italia. Son “judíos de discreción, diría la madre.

Así que para ellos, recibir a estudiantes que trabajen durante el verano bajo la tutela del Profesor Perlman es tradición anual. Es entonces que la llegada del apuesto Oliver (Armie Hammer) significa una turbulenta revolución para Elio, quien ve en el joven no sólo a un alma afín, sino a un compañero.

Entre viajes a nadar, lecciones de filosofía y cartas, surge entre Elio y Oliver una relación tensa, que se oculta a la luz de quienes los rodea pero florece de manera natural y bella.

Llámame Por Tu Nombre es sin duda una de las mejores películas del año. El joven Timothee Chalamet es una de las revelaciones del año. Su actuación es sutil pero brutal. Representa la confusión del despertar sexual, debatido entre la linda y contemporánea Marzia y el atractivo del joven que llega a invadir su vida y sus sentidos.

Si no fuera por Gary Oldman y su papel como Winston Churchill, tendría el camino claro para ganar la estatuilla. Y sin embargo, se trata de una película y un papel trascendental en el contexto de Hollywood. Timothee soporta el peso de una película que es tan honesta como el amor que refleja.

Hay una ternura en la relación entre ambos hombres que se expresa a través de la poesía de la dirección, el contexto y lo que no se dicen. Oliver y Elio flotan frente al espectador, movidos por la ingenuidad de uno y el secreto del secreto. Se descubren juntos. Y crean con ello una de las películas más bellas de los últimos tiempos.

 

 

 

Related Posts

« »