‘Así en la tierra como en el infierno’ – Reseña

Sep 16 • Spoiler Alert • 7322 Views • 4 Comments on ‘Así en la tierra como en el infierno’ – Reseña

Retweet


Salvador Medina @ayudamemalverde

Ficha técnica:
As Above, So Below (Así en la tierra como en el infierno)
Dirección: John Erick Dowdle
Guión: Drew Dowdle y John Erick Dowdle
Año: 2014
Distribuidora: Universal Pictures México

Salvador Medina
salvador@elhablador.com.mx

¿Qué te motivaría a aventurarte a las Catacumbas de París, un lugar que guarda más de seis millones de cadáveres bajo la capital parisina? Quizás la promesa de encontrar la piedra filosofal.

Llamada también Magnus Opus, la leyenda asegura que la piedra filosofal poseía extraordinarias capacidades, capaz de volver cualquier metal en oro, curar enfermedades, prolongar la vida e incluso otorgar la inmortalidad.

De ahí surge la premisa de Así en la tierra como en el infierno (As Above, So Below), un filme de terror que cae dentro de la categoría de found footage, este subgénero donde los espectadores ven a través de los ojos de los protagonistas. Es decir, las cámaras con las que documentan lo que ocurre.

8H89_FP_00020RScarlett (Perdita Weeks) es una joven obsesionada con encontrar la piedra filosofal que, según los escritos de su difunto padre, se encuentra en una cámara secreta dentro de las Catacumbas de París. Embarca entonces a un viejo amigo, George (Ben Feldman) a desentrañar primero mensajes ocultos sobre la locación del tesoro.

A base de engaños, Scarlett logra que George acompañe a su grupo de expedición, comandado por un joven francés acostumbrado al peligro que significan las catacumbas y que es motivado por la promesa de un tesoro. Papillon (François Civil) será los ojos del grupo debajo de la tierra. Todo esto es documentado por Benji (Edwin Hodge) otro amigo de Scarlett que se embarca en la aventura.

Y ella es quien lleva a todos hacia delante, ignorando cualquier obstáculo que se atraviese en su camino. Pronto, descubrimos que este viaje no es sino una forma de reconectar con su padre, un difunto alquimista cuyo espíritu la persigue metafórica y literalmente.

“¡Oh vosotros los que entráis, abandonad toda esperanza!” lee una advertencia en las catacumbas. La frase no es sólo familiar para quienes han leído La Divina Comedia, sino una predicción sobre el destino final del laberíntico recorrido: todo indica que están entrando al mismo infierno. Poco a poco, el grupo desciende en busca de la promesa pero con la realización de que el final no sea el esperado.

Cada uno confronta con los fantasmas de sus errores, haciendo de los mismos pasadizos su propio purgatorio personal. Así, se presentan los personajes como más humanos, más vulnerables y más relacionables. Los sustos no tardan en llegar, con la justicia detrás de ellos por entrar ilegalmente, perseguidos por quienes habitan las catacumbas o por los fantasmas que se han apoderado de ellas.

Sin embargo, la fotografía deja mucho que desear. En esa intención de involucrar al espectador en un mundo claustrofóbico y del que no hay escapatoria, el trabajo de cámara llega a ser torpe, provocando momentos donde el emplazamiento aporta poco a la narrativa y pierde momentos valiosos de trama.

8H89_TP_00023RSin embargo y pese a que el guión trata demasiado de explicar al espectador todo lo que sucede y ser plausible, como si eso importara en el terror, se trata de un filme de género bien logrado, que nos mantiene al filo del asiento.

Perdita Weeks es otro de los puntos altos de Así En La Tierra Como En El Infierno. Anteriormente perdida en papeles secundarios dentro de series de televisión británicas, el papel le merecerá mayor atención y otras oportunidades donde pueda brillar.

Así En La Tierra Como En El Infierno perdió la oportunidad de convertirse un clásico del terror moderno, pero no por ello pierde vigencia y atractivo visual. Se trata de un filme bien concebido, eficaz y entretenido, algo que siempre se agradece

Así En La Tierra Como En El Infierno llega a cines el jueves 18 de septiembre.

 

 

Related Posts

« »