Amour de Michael Haneke

Jan 21 • Spoiler Alert • 2226 Views • No Comments on Amour de Michael Haneke

Retweet

Amour
Dir. Michael Haneke
Austria, 2012

Salvador Medina
Con cinco nominaciones a los Premios Óscar, del reconocido y siempre desafiante Michael Haneke, Amour fue la gran sorpresa de 2012. Tras sobresalientes críticas y el reconocimiento de la Palma de Oro en el Festival de Cannes (la segunda para Haneke en cuatro años), la cinta protagonizada por Jean-Louis Trintignant y Emmanuelle Riva, llega por fin a las salas mexicanas.

Haneke, quien inició su carrera como director a los 47 años con The Seventh Continent, parece, a los 70 años, estar en su mejor momento como autor. Tras el éxito de Funny Games, Code Inconnu y La pianiste, el popular director austriaco ataca en su más reciente el filme el tema del amor desde una perspectiva, por no encontrar otro adjetivo, “hanekesca”.

Con su particular enfoque realista y perturbador, el padre del “cinema de la crueldad”, pinta un retrato esclarecedor sobre el amor al final de los días. Amour, que trata sobre una pareja jubilada cuya relación se ve en peligro cuando Anne, interpretada brillantemente por Emmanuelle Riva, sufre un ataque que pondrá en peligro su vida, es un ejemplo de maestría y ejecución.

Utilizando una sola locación, Haneke es capaz de involucrarnos por completo en la vida de un par de maestros de piano retirados que ven la estabilidad de su matrimonio amenazada por un repentino problema de salud. Con un guión simplista, que parece ordinario, pero con una profundidad pocas veces vista en el cine contemporáneo, Haneke se consolida como uno de los directores más originales y únicos en la historia del cine.

HanekeJean-Louis Trintignant señaló que Haneke posee la mayor maestría y dominio de la disciplina cinematográfica, desde los aspectos técnicos como el sonido y la fotografía hasta la manera en que maneja a los actores. Amor “trata temas que son muy oscuros, pero nunca he disfrutado trabajar con una director tanto como con él”.

El propio Haneke ha manifestado siempre una fascinación con la sociedad contemporánea y su idolatría por los medios masivos de comunicación y su modificación de las conductas humanas. Sin embargo, en Amour decidió hacer uso de un acercamiento más íntimo a la relación entre dos personas que viven alejadas de los cambios tecnológicos y sociales.

Así, Amour es conmovedora, dura y finalmente, real. Haneke quita todo lo falso que se escribe y dice sobre el tema para presentarnos la versión verdadera del amor que es, por muchas razones, mejor que la idealización que se nos muestra comúnmente.

Con una gran estética de los espacios y una iluminación naturalista, la fotografía de Darius Khondji sirve como un gran complemento narrativo y logra resaltar los aspectos íntimos y cercanos entre Anne y Georges.

Amour es sin duda la película más destacada de 2012.

Related Posts

« »